Alumnos del colegio Pablo Picasso de Manilva participaron ayer en la Campaña puesta en marcha por la delegación municipal de Medio Ambiente “Un manilveño, un árbol”.  Con esta iniciativa se pretende plantar tantos árboles como habitantes tiene el municipio. Por ello, unos 200 menores han estado en la zona de la reserva ecológica.

Acompañados de sus profesores y técnicos de la delegación de Medio Ambiente, y la directora de área Miriam López, los escolares han estado plantando distintas especies autóctonas, con el objetivo de recuperar esta zona tan importante.

Concretamente han plantado pinos reales, acebuche y palmito. Estos ejemplares, alrededor de cuatrocientos, provienen de varios viveros de la Junta de Andalucía, tal y como ha explicado la directora de área Miriam López.

Con esta iniciativa, además de mejorar la imagen del municipio se implica a los menores en el cuidado del medio ambiente, ya que ellos, ven crecer con ellos los árboles de la localidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí