Mientras que la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía sigue haciendo gestiones para restaurar el servicio de comedor en los 49 colegios en la provincia de Málaga que se quedaron sin servicio, se pone en marcha en 11 de ellos las denominadas “Aulas de espera” entre las que se encuentran los centros educativos del municipio que se encuentran actualmente sin comedor como el Colegio Maicandil de Sabinillas y el Pablo Picasso de Manilva.

Se trata de espacios controlados en los centros, destinados a cuidar, vigilar y atender a los menores que sean usuarios autorizados de comedor. Durante este tiempo (generalmente, de 14 a 16 horas) son atendidos por monitores, con el mismo número de alumnos máximo por aula, es decir, 25 en el caso de Infantil y Primaria, y que constituirán a su vez un grupo de convivencia, como se hace en el comedor.

Desde la Delegación de Educación se informó de que se trata de un servicio gratuito para las familias y excepcional, que tiene como objetivo ayudar a la conciliación familiar mientras resulta técnicamente posible reanudar el servicio de comedor. La creación de estas ‘aulas de espera‘ «no es óbice para que la Agencia Pública Andaluza esté trabajando para restaurar el servicio de comedor a la mayor brevedad posible», afirmaron pero se trata de una medida temporal para facilitar la conciliación familiar mientras que se restablecen definitivamente el servicio de catering en los diferentes centros.

Aunque al principio de curso indicaron que en dos semanas podrían estar restablecido, ha pasado este tiempo y aún no se sabe cuándo los alumnos podrán volver a disponer del servicio de comedor. En este tiempo, los padres de alumnos han presentado escritos en la Delegación y han protagonizado movilizaciones para reclamar que se restaure el servicio lo antes posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí