En la mañana de ayer se ha llevaba a cabo un pleno ordinario en el Ayuntamiento de Manilva con trece puntos en el orden del día. Era el primer pleno presencial post-Covid donde todos sus asistentes portaban mascarilla y para reservar las distancias de seguridad,  solo se sentaban en la mesa dos miembros por cada partido con representación, estando el resto en los asientos del público.

Lo más destacado para los intereses municipales, y por tanto, para la ciudadanía, es la partida presupuestaría que el Equipo de Gobierno ha destinado a la ampliación del colegio de Sabinillas y la remodelación y mejoras en la parada de taxi de Sabinillas, lo que mejorará el servicio y la estancia de los profesionales del sector.

Sin duda, uno de lo puntos que más llamaban la atención mediaticamente, era la moción presentada por Izquierda Unida para declarar a Manilva como municipio más sucio y abandonado de la Costa del Sol en el que su portavoz Agustín Vargas explicaba que con la misma tan solo intentaban de llamar la atención con el humor a lo que tanto el primer teniente alcalde, Diego José Jimenez criticó duramente diciendo que no se puede desde una oposición manchar el nombre del municipio de esta manera y el alcalde Mario Jimenez le reprochó que el Pleno no es ningún circo para hacer humor de esta manera.

Al final, los mismos concejales de Izquierda Unida intentaron retirar el punto del orden del día pero no se pudo y todos votaron negativamente al mismo para no declarar a Manilva como municipio más sucio y abandonado de la Costa del Sol tal y como solicitaban en su propia moción.

Además, con la presencia de los miembros de la plataforma que reivindica la apertura del hospital de Estepona, se aprobó por unanimidad instar a la Junta de Andalucía el finalizar dicho centro sanitario lo antes posible ya que los vecinos y vecinas de nuestra localidad se beneficiarán notablemente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí