El Club Ciclista Manilva ilusiona

0
96

El Club Ciclista de la Localidad decide dar un paso al frente e iniciar todos los trámites para poner en marcha la VII edición de la BTT Manilva, una prueba de bicicletas de montaña que vienen organizando en el mes de septiembre junto a la Delegación de Deportes del Ayuntamiento de Manilva y ante la situación actual del estado de alarma se encontraba paralizada. En los pasados días se realizaba una reunión de la Junta Directiva para valorar y tomar una decisión definitiva sobre la celebración de la prueba para este año. La decisión fue unánime y como comentan desde el club puede que sea más necesaria que nunca; el desánimo generalizado dentro del colectivo ciclista ante la cantidad de pruebas que se están cancelando y que han dejado un calendario sin objetivos confirmados, hacen que desde la entidad deportiva sea casi una obligación el arrancar este proyecto para devolver a los aficionados la ilusión y las ganas de seguir entrenando y haciendo deporte. Se acuerda celebrar la prueba para el 27 de Septiembre siempre que las autoridades sanitarias lo permitan y con todas las medidas de seguridad que se consideren oportunas.

En la reunión se trataron diferentes temas relacionados con la seguridad de la prueba y sus participantes que como cada año es uno de los temas que más se miman dentro de la organización, donde este año de momento no se pueden conocer los aspectos a modificar para seguir escrupulosamente las recomendaciones sanitarias que se tengan para el mes de septiembre pero el resto del dispositivo de seguridad y coordinación de incidencias seguirá siendo el mismo de años anteriores.

Otro de los puntos a tratar fue el tema de patrocinios donde se decidió darle cobertura publicitaria sin coste alguno, a todos esos comercios que todos los años han estado colaborando y aportando recursos para que la prueba saliese para delante. “Este año son los comercios locales los que necesitan de nuestra ayuda” acordaban los miembros de la Junta.

El tema del voluntariado es un tema que también preocupaba por el actual estado de alarma y la fase en la que nos encontramos con las diferentes restricciones existentes pero se plantea con esperanzas de que la situación y el panorama mejore y se puedan encontrar los voluntarios necesarios que una prueba de estas características precisa y que sin ellos sería totalmente inviable.

La comida de convivencia final y entrega de trofeos es otro de los atractivos que tiene este evento por darle cada año a los participantes un entorno que invita a la conversación con el resto de participantes, a que sea una comida de convivencia donde los participantes comparten sus experiencias en carrera mientras se come o se realiza la entrega de premios. De le misma manera se decide empezar a organizar toda la infraestructura necesaria a la espera de que se acerque la fecha para ir concretando las posibles recomendaciones sanitarias para adecuarlas.

Se acuerda abrir las inscripciones con una limitación inicial de 200 participantes que se irán adecuando dependiendo de como evolucione el estado de alarma. Si fuera favorable se ampliarían las plazas y si por cualquier motivo se prohibiera la celebración de la misma, se realizaría la devolución integra del importe pagado en el concepto de inscripción.

El primer día de apertura, se han completado 170 inscripciones lo que le deja ver a la organización que el paso dado ha sido todo un acierto y les motiva para seguir trabajando en el mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí