Medio centenar del profesorado de los diferentes centros educativos de la localidad han causado baja hoy tras los efectos secundarios «normales» de la vacuna AstraZeneca que se inyectaron ayer y que afecta con fiebre y malestar general. Entre el día de ayer y el día de hoy se pretende tener a todo el profesorado vacunado.

En la mañana de hoy, los centros educativos informaban a las familias de la anormalidad de la jornada de hoy con menos docentes e incluso el colegio Pablo Picassso de Manilva informaba de que con la dotación de profesorado disponible «es imposible atender al alumnado en las aulas», por lo que comunicaba que tendrían que pasar casi todo el tiempo en el patio.

Todos los centros hacían mención a la dificultad añadida de no poder juntar las clases por tener que respetar los grupos burbujas y poder mantener los protocolos dado que la seguridad del alumnado se tiene que preservar.

Artículo anteriorManilva sigue la recuperación frente al COVID-19
Artículo siguienteNingún positivo nuevo hoy pero se da a conocer un nuevo fallecido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí