Toda Andalucía, con Málaga y Granada, pasarán este lunes 8 de junio a la fase 3 del plan de desescalada, la última hacia la normalidad.

El Ministerio de Sanidad ha anunciado el nuevo corte del proceso en el que el Gobierno accede a la petición que, tanto a nivel local como por parte de la Junta de Andalucía, se ha mantenido en los últimos días para que las dos provincias puedan avanzar con todo el territorio en el desconfinamiento aunque sólo lleven una semana en la fase 2.

Los buenos datos registrados sobre el control de la epidemia y la capacidad para afrontar posibles rebrotes han sido claves a la hora de tomar la decisión.

La principal novedad para el ciudadano es que la fase 3 permite los viajes entre provincias, pero siempre que lo solicite el Gobierno autonómico. No es una medida automática, Sanidad se queda con las competencias de las restricciones de movilidad, pero abre la mano para que el presidente regional, en este caso, Juanma Moreno, lo solicite. Aún no lo ha hecho, y es previsible que la Junta espere, al menos, a que pase la festividad del Corpus, porque podría suponer el desplazamiento de miles de sevillanos a las playas de Cádiz y Huelva para pasar el puente. El jueves es fiesta local en Sevilla.

En la fase 3 se amplían los aforos en bares y restaurantes, el uso de las zonas comunes en centros comerciales y hoteles y mayores concentraciones de personas en velatorios y lugares de culto. La restauración podrá utilizar las barras, pero siempre que se deje una distancia de dos metros entre los grupos. No se abren, todavía, los locales de ocio nocturno, como las discotecas.

Los grupos de reunión pueden ser de hasta 20 personas y las fiestas institucionales al aire libre, como las bodas, de 150 si es en el exterior. En interior se permiten 75 personas.

La normalidad comenzará el 21 de junio.

Desde el Ayuntamiento de Manilva se pide continuar acatando las normas y ser prudentes y responsables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí