Así de tajante lo da a conocer el único partido de la oposición en Manilva, Izquierda Unida, que da a conocer la razón por la que el Consejo de Administración de la Entidad decidiera cerrar las puertas de su oficina en el núcleo poblacional de Manilva y podría tratarse por el traspaso de las cuentas del propio Ayuntamiento a otra entidad bancaria ubicada en Sabinillas, un movimiento del que se desconocen por el momento los posibles beneficios obtenidos pero si que ha causado una importante pérdida para todos los vecinos y clientes de esta entidad bancaria en el núcleo de la localidad que se queda sin oficina bancaria.

Con este movimiento el Ayuntamiento de Manilva amenazaba en el día de ayer con iniciar un procedimiento urbanístico y jurídico para hacer cumplir a UNICAJA una serie de obligaciones urbanísticas que, hasta el momento, habían preferido guardar en un cajón, prevaleciendo así los intereses de la entidad bancaria a los intereses de los propios vecinos de Manilva.

La pregunta para cualquiera no pasa desapercibida ¿es nuevo este incumplimiento urbanístico o lleva tiempo metido en un cajón sin que el equipo de gobierno velara por los intereses generales de sus vecinos? ¿que ocurriría si la entidad decidiera dar un paso atrás y mantener su sucursal abierta?, ¿desaparecerían las irregularidades que el mismo gobierno ha dado a conocer? Recordamos que las irregularidades no son pequeñas; según el mismo Ayuntamiento de Manilva, de los 70.000 m2 de superficie con los que cuenta la parcela de la Colonia, de zona verde serían 14.000 m2, de paseo marítimo y áreas libres peatonales 20.000m2, además de 14.000 m2 de viales para tráfico rodado.

Se abrió la “Caja de Pandora” y desde esta redacción intentaremos ir contando.

Artículo anteriorApuesta firme en materia de seguridad
Artículo siguienteEn Semana Santa continuará el cierre entre provincias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí