Así resume el Partido Socialista este año que ha pasado desde la toma de posesión del nuevo Gobierno Municipal tras las pasadas elecciones municipales, encabezado por Antonia Muñoz. De esta forma, no sólo ha subido el I.B.I., sino que lo ha hecho para los próximos ocho años, como aparece reflejado en el Plan de Ajuste. De nada ha servido la oposición frontal del PSOE, ni la moción presentada para su debate en Pleno, ni las preguntas y ruegos efectuados en los Plenos Ordinarios. Sigue y sigue subiendo el recibo de la contribución. Pero es que, además, han subido todo tipo de tasas. Especialmente sangrante y flagrante ha sido la subida que ha experimentado la ocupación de vía pública. Ha habido casos en los que nuestros pequeños comerciantes han visto subido el impuesto hasta nueve veces más. Todo un atentado contra la supervivencia económica de muchas familias.

Ha subido, también, y de forma considerable, el agua. Aunque, en este caso, los recursos y alegaciones formulados por el Partido Socialista lograron reducir la subida a la mitad.

El despropósito en materia económica ha sido tan grande que a estas alturas todavía no se ha presentado el presupuesto para este año 2012, a pesar de la promesa de este Equipo de Gobierno; se han finiquitado los anticipos de Diputación, que otros años ha sido la tabla de salvación de Antonia Muñoz; se ha aumentado la deuda que mantiene el Ayuntamiento con los bancos; las cuentas, en definitiva, no cuadran de ninguna de las maneras.

En materia laboral, recientemente el Equipo de Gobierno ha roto las negociaciones con los representantes sindicales; el último episodio de una serie de desencuentros constantes que se han producido durante este año. De hecho, la política de contrataciones a dedo de Antonia Muñoz está denunciada en los juzgados.

Sin embargo, en esta época de crisis económica, cuando parece que no hay dinero casi para nada, Antonia Muñoz ha pagado los gastos que origina la edición de una revista que canta las hazañas de este Gobierno Municipal, y ha organizado todo tipo de eventos para poner en evidencia el desastre de gestión que están realizando: priorizando mal los gastos y eludiendo las responsabilidades de gestión de los servicios básicos.

Una muestra de la mala gestión es la Ciudad Deportiva de Sabinillas, que sólo se trabaja en ella cuando el Partido Socialista está en el Gobierno Municipal. Si está el PSOE, se reanudan los trabajos, si no está el PSOE, Antonia Muñoz abandona por completo el proyecto, generando el deterioro de unas instalaciones básicas para la ciudadanía. Que no se haya terminado la Ciudad Deportiva de Sabinillas realmente es una vergüenza.

Durante todo este año, además, no hemos dejado de asistir, atónitos, a una número muy importante de escándalos, provocados por la mala gestión de Antonia Muñoz, que ha deteriorado la imagen de nuestro municipio. Por recordar algunos: el escándalo de la contratación de los integrantes de la lista de I.U., la contratación de la hermana y la nuera de la Alcaldesa, la contratación de obras y servicios a la empresa de su marido y a la empresa de la que ella misma es administradora, el escándalo del robo de la gasolina, unido al escándalo del robo de sillas, ordenadores y todo tipo de bienes municipales. Todo un elenco de despropósitos mediáticos.

Junto a los escándalos, ha sido denunciado por el Partido Socialista, la pérdida de derechos por parte de la ciudadanía, de los/as trabajadores/as municipales, de las asociaciones y de los partidos políticos. La política cortijera de Antonia Muñoz no ha dejado lugar a las dudas, deteriorando, a su antojo, toda clase de derechos. O para pagar los favores que la llevaron a ganar las elecciones (recordemos que sigue en los juzgados la denuncia por fraude electoral), o para castigar a aquellos que, libremente, votaron otra opción.

Un año para olvidar, un desastre de gestión, la evidencia de un Equipo de Gobierno sin orden ni concierto. Y lo peor es que Antonia Muñoz sigue su rumbo fijo hacia el fin de la supervivencia económica del Ayuntamiento sin que nadie de los suyos parezca capaz de evitarlo.

Desde el Partido Socialista seguiremos denunciando las prácticas caciquiles de Antonia Muñoz, sus abusos y la vulneración de derechos que practica casi a diario. Un año, en fin, para olvidar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí