El Equipo de Gobierno continúa tomando medidas responsables y decididas para contribuir al compromiso social de velar por el bien común en la crisis sanitaria del coronavirus.

En este caso, y ya cerradas las instalaciones deportivas municipales, se amplía la restricción a los parques infantiles, zonas verdes y el propio litoral manilveño.
A primera hora de la mañana, operarios municipales, han precintado estos lugares y se han colocado banderas rojas en las playas.

Según comentó el alcalde, Mario Jiménez: “evidentemente estamos en una situación en la que impera la seguridad sanitaria de todos los vecinos y vecinas, y todas las medidas que adoptemos tendrá ese objetivo. Esperemos que muy pronto volvamos a la normalidad y que la comprensión y el sentido común de todos impere en estos momentos”, finalizó.

Desde el Ayuntamiento se reitera y recuerda la normativa básica de quedarnos en casa como principal medida para frenar la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí