El Gobierno ha aprobado un aplazamiento en el pago de las hipotecas para las personas que hayan visto reducidos sus ingresos o estén en situación de desempleo por el Covid-19. Es una de las decisiones que se ha aprobado en el Consejo de Ministros que se ha celebrado de forma virtual por la pandemia del coronavirus. La enfermedad ha dejado más de 500 muertos en España y unos 11.400 infectados, de acuerdo con los últimos datos disponibles.

«En esta crisis nadie será desahuciado por una situación económica difícil», ha dicho Pedro Sánchez. La moratoria hipotecaria afecta a los trabajadores que se hayan visto empujados al desempleo por la crisis del coronavirus. Entre las medidas aprobadas por el Ejecutivo se incluye la exoneración del pago de cotizaciones a aquellas empresas que, en lugar de despedir trabajadores, se acojan a expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE). El Gobierno ha asegurado, además, que garantizará servicios «esenciales» como los suministros de energía, agua y telecomunicaciones a colectivos vulnerables.

«Todos debemos ser conscientes y ser comprensivos con los demás y así saldremos más rápidos y más fuertes», ha dicho el presidente del Gobierno en su intervención tras el Consejo de Ministros. El Ejecutivo «no va a dejar a nadie atrás», ha dicho Sánchez. «El Estado va a asumir este shock, pero debemos ser conscientes que es temporal, coyuntural y después habrá que hacer frente a una reconstrucción. Es importante que todos seamos conscientes que podemos aportar en esta recuperación. Todos podemos ponernos en la piel del otro y abrir una cadena de solidaridad para recuperar el brío», ha repetido el presidente del Gobierno en varias ocasiones durante su intervención.

Italia ya tomó una medida similar para intentar frenar el impacto social del Covid-19, sin el aplazamiento del pago hipotecario podría haberse desencadenado una oleada de desahucios.

El Gobierno movilizará hasta 200.000 millones para paliar el impacto del coronavirus

El presidente del Gobierno ha anunciado, además, la movilización de hasta 200.000 millones de euros, el 20% del PIB español, para paliar el impacto económico y social de la crisis del coronavirus, de los que 117.000 millones procederán íntegramente del sector público y el restante se complementará con movilización de recursos privados.

«Es la mayor movilización de recursos económicos de la historia reciente de España», ha afirmado Sánchez, quien ha indicado que se aplicarán en un «muy corto espacio de tiempo» y supondrá un «enorme esfuerzo» ante la magnitud y el desafío social y económico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí