El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pedirá al Congreso a lo largo de la semana que viene una nueva prórroga del estado de alarma con 2 semanas más. Ayer ya se daba por hecha la segunda prórroga del estado de alarma, a la espera únicamente de que Sánchez lo anunciara hoy de manera oficial y así se ha producido.

Sánchez ya se ha puesto en contacto con los portavoces parlamentarios para comunicarles la decisión sobre la segunda prórroga, tras la reunión primero con el comité científico y después con el técnico. El Gobierno necesita, al igual que en la primera extensión del estado de alarma, la aprobación del Congreso. La próxima semana se convocaría un Pleno de la Cámara.

Los ciudadanos deberán permanecer al menos dos semanas más en sus casas, hasta el 26 de abril. Después de que el Consejo de Ministros aprobara el pasado 14 de marzo limitar la movilidad para intentar frenar la ola de contagios, la situación de estado de alarma se prolongó 15 días más. Y ahora hasta el 26 de abril.

RESTRICCIONES A LA CIRCULACIÓN
El Gobierno se inclina por insistir en las restricciones a la circulación de los ciudadanos. Fuentes del Ejecutivo aseguran que sería una «imprudencia» actuar de otro modo después de todo el «esfuerzo» que se ha pedido a los españoles, hasta que haya datos sólidos de que se ha controlado la pandemia. Así lo defendió ayer el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien señaló que habrá que mantener unas «semanas más» algunas de las limitaciones impuestas. «Existe un riesgo de que si no continuamos con las medidas necesarias durante el tiempo necesario, todo ese avance que hemos tenido vaya marcha atrás», aseguró. «En este sentido tenemos que, probablemente, valorar si mantenemos el mismo aislamiento que tenemos hasta ahora. Es uno de los detalles que hay que valorar o si se puede ir relajando en algunos puntos», dijo.

No obstante, las fuentes consultadas no prevén que se tomen en este momento decisiones para aliviar el confinamiento tampoco en esta segunda prórroga.

El pasado sábado, justo después de conocer las recomendaciones de este grupo de expertos, el presidente modificó su criterio inicial y endureció las medidas adoptadas para reducir la actividad económica estrictamente a los sectores esenciales. Fue el primer gran cambio introducido en las condiciones del estado de alarma.

Esta decisión de parón del sistema productivo, que ha supuesto por decreto la paralización de las actividades no esenciales para reducir la movilidad a las cifras de los fines de semana y aminorar así el riesgo de contagios, sí podría ser levantada a partir del 11 de abril, pero fuentes del Gobierno señalan que todo dependerá de lo que apunte «el informe de los expertos». La preocupación sigue siendo evitar el colapso de las UCI, que además esta semana esperan un pico en su ocupación.

Las mismas fuentes apuntaron ayer que será después del 26 de abril, tras la segunda prórroga, cuando el Gobierno podría plantearse una salida progresiva del confinamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí