El Gobierno de España aprobará mañana en un Consejo de Ministros extraordinario que todos los trabajadores de actividades no esenciales tendrán que quedarse en casa durante las próximas dos semanas. Desde el 30 de marzo al 9 de abril.

Todos los trabajadores de actividades no esenciales recibirán un permiso retribuido y que una vez finalice este periodo, los trabajadores tendrán que recuperar estas horas.

Así, las diferentes obras y reformas que se están realizando en Manilva tendrán que paralizar temporalmente su actividad, quedando solo abiertas las tiendas de alimentación, gasolineras, farmacias, bancos, fabricación de material sanitario, y artículos de primera necesidad.

El objetivo que busca es rebajar la movilidad a los niveles de movilidad que hay durante los fines de semana.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez anuncia que las nuevas restricciones arrancan el lunes. Los empleados tendrán un permiso retribuido y recuperarán las horas cuando acabe el aislamiento

“Esta medida reducirá, aún más, la movilidad de personas, disminuirá el riesgo de contagio y nos permitirá descongestionar las UCI”, ha remarcado Sánchez, que reconoció que se trataba de medidas “de extraordinaria dureza”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí