Un total de 700 kilos de hachís han sido intervenidos por la Policía Nacional en un peaje de la autopista AP-7 en Manilva cuando los transportaban a gran velocidad desde Sanlúcar de Barrameda a Francia en dos vehículos, cuyos conductores han sido detenidos.

Las pesquisas se iniciaron a principios de septiembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una organización francesa supuestamente preparaba el envío de una partida de estupefaciente desde Cádiz a Francia, según ha informado este domingo la Policía.

Los investigadores identificaron a dos ciudadanos franceses que habían llegado a finales de agosto a la localidad malagueña de Torremolinos que presuntamente estaban conectados con otras personas vinculadas a redes dedicadas al tráfico de hachís.

Ambos se desplazaron a Cádiz en una furgoneta y un turismo de alquiler y entregaron la primera en Jerez a terceras personas que se dirigieron a una zona de diseminados en Sanlúcar de Barrameda para devolvérsela después a los detenidos, que iniciaron la marcha en dirección a Málaga en los dos vehículos.

La furgoneta transportaba el estupefaciente y el turismo actuaba como lanzadera para abrir camino a gran velocidad, sin detenerse hasta que llegase a su destino, lo que se conoce como el método «go fast», según la Policía.

Los agentes establecieron un dispositivo policial en el peaje de la AP-7 a la altura de Manilva, que intentó esquivar el conductor de la furgoneta accediendo a un carril que estaba inhabilitado, pero no lo logró porque fue interceptado por otros policías que prestaban apoyo.

Por su parte, otros agentes detuvieron al vehículo lanzadera a la altura del núcleo marbellí de San Pedro Alcántara.

Al inspeccionar ambos vehículos, hallaron 21 fardos de hachís en el interior de la furgoneta, con un peso aproximado de 700 kilos, motivo por el que los conductores fueron arrestados.

Las autoridades francesas comunicaron a la Policía Nacional que los detenidos cuentan con múltiples antecedentes por robos, tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas, entre otros.

La Policía mantiene la investigación abierta con el fin de identificar a otras posibles personas relacionadas con los hechos.

 

Imprenta en Manilva
Artículo anteriorEmilio López se afilia al Partido Popular
Artículo siguienteContinúan los trabajos en el paseo marítimo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí