La alcaldesa de Manilva (Málaga, 11.000 habitantes), Antonia Muñoz, de Izquierda Unida, sigue contratando en el Ayuntamiento a familiares suyos y miembros de su partido incluso después de haber sido imputada por una juez por delitos contra la administración pública. Así lo atestiguan los documentos y contratos aportados a la causa por el comité de empresa del Ayuntamiento.

Desde el mes de febrero, cuando se formalizó la imputación de Muñoz, hasta el pasado 3 de mayo, un total de 44 personas nuevas han pasado a engrosar la ya muy abultada plantilla municipal, que se acerca a 600 personas. Entre los nuevos fichajes figuran Ecaterian M. Ch., que cierra la lista de IU para las próximas elecciones municipales y Manuel P. R., que concurre en la misma plancha como suplente. La primera ha sido contratada como limpiadora a tiempo parcial y el segundo como jardinero a tiempo completo, ambos con contrato por obra. Una hermana de Manuel P. R. también ha sido dada de alta como limpiadora recientemente.

 

Otro caso llamativo es el de María Vanessa T. M., hija de una hermana de la regidora, que también trabaja en el consistorio. Según fuentes cercanas al caso, este contrato ha recibido el reparo de la interventora municipal.

Entre enero y la actualidad, el Ayuntamiento de Manilva ha contratado a unas 80 personas sin que mediara proceso de selección alguno.

Denuncia del comité

La alcaldesa de Manilva está imputada por delitos contra la administración pública por la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Estepona, Isabel Conejo. Entre otros aspectos denunciados por el comité de empresa municipal, la juez investiga la contratación en el Ayuntamiento de prácticamente la lista completa de IU para las elecciones de 2007, así como de 57 familiares de los componentes de esta candidatura.

La juez Conejo, que fue la primera instructora del caso Astapa sobre corrupción en Estepona, también ha indagado en las 91 facturas giradas al Ayuntamiento por empresas que pertenecen a Antonia Muñoz y a sus familiares directos, como su esposo y un primo carnal. Estas facturas suman 667.000 euros y responden a conceptos como la compra de madera para la quema en la hoguera de San Juan en los años 2009 y 2010, por los que se pagaron más de 13.000 euros o la compra de un televisor de plasma de 42 pulgadas para un aula de enseñanza de alemán.

Fuente: El Pais

Imprenta en Manilva
Artículo anteriorCaravana movil ASM
Artículo siguienteIU lamenta los actos del delegado de UGT

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí