A partir de hoy los accesos a la Avenida Miraflores estarán cortados. Se han iniciado los trabajos de lo que será una de las obras más importantes de la localidad. La Avenida Miraflores contará con un aparcamiento subterráneo de dos plantas y con una capacidad para 344 vehículos, 10 plazas para usuarios con movilidad reducida y pese a contar con solo 7 plazas con conexión para vehículos eléctricos, estará dotado al completo de preinstalación para cubrir las posibles necesidades en un futuro cercano. Dispondrá de iluminación leds de bajo consumo, cámaras de seguridad conectadas con la policía, tendrá en su interior cobertura para móviles y un ascensor.

El proyecto ha sido adjudicado a la empresa Parkingsur inversiones S.A.  con un coste de unos 20 millones de euros de los cuales el 50% será sufragado por Diputación dentro de los P.M.Z.U. (Planes de Modernización de Zonas Urbanas) de municipios de más de 13.000 habitantes.

Las obras
Mientras duren las obras, la prioridad será que todo el mundo tenga acceso de forma cómoda y segura a sus viviendas y establecimientos comerciales, así como minimizar la incidencia en el funcionamiento de la localidad. Por este motivo, la reforma realizarán en dos fases;

FASE 1
Renovación de los servicios sepultados y reurbanización de las aceras.

FASE 2
Construcción de los aparcamientos subterráneos y urbanización del paseo central.

La entrada al aparcamiento se realizará por la calle Benalmádena y con el fin de minimizar las molestias a los vecinos, se utilizará un sistema constructivo que reducirá el impacto de la obra.

La reurbanización del paseo central y la construcción del parking se harán simultáneamente con objeto de acortar la duración de la obra y poder disfrutar de estas nuevas instalaciones para el próximo verano.

Inspecciones previas de las viviendas colindantes
Una de preocupaciones principales de la adjudicataria de las obras ha sido la cercanía de las edificaciones de la zona. Las obras de los aparcamientos están diseñadas para que no tengan ninguna afectación sobre los edificios cercanos, aun así, durante el día de hoy los técnicos de la empresa irán pasando casa por casa para fotografiar las pareced de cada habitación y realizar un informe técnico que garantice el buen estado de cada inmueble.  Estas inspecciones se realizan para garantizar a los propietarios que se reparará cualquier desperfecto que se pueda derivar de las obras.

Fin a los dos años de pesadilla
Con esta actuación se pondrá fin a los dos años de obras chapuceras que se han venido realizando y pondrá fin al problema de aparcamientos en Sabinillas para las próximas décadas.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí