En la tarde del jueves unos 20 comerciantes, afectados por las obras del paso marítimo de Sabinillas, se reunían de nuevo con el Alcalde Mario Jiménez, el Concejal de Obras Diego Jiménez y a la que en esta ocasión, si acudía el Concejal de Comercio Francisco Becerra.

Esta cita era programada tras la reunión celebrada el pasado 18 de abril en la que los comerciantes ponían sobra la mesa diferentes puntos a tratar con urgencia ante la preocupación existente por la baja facturación de sus negocios o incluso el cierre de algunos por no poder dar un correcto servicio a su clientela.

En la reunión se vieron pocos avances; el primer punto tratado en la reunión del día 18 se pedía la finalización de al menos la primera fase, a lo que el alcalde daba a conocer la llegada de la solería con la que presumiblemente se empezaría a enlosar, pero estas llegaron el día 28 de abril y a día de hoy no se ha colocado ni una sola losa. Jiménez comentaba en esta ocasión a los presentes, que se empezarían a enlosar el próximo lunes o martes.

Otra de las peticiones de los comerciantes en su reunión anterior era el que desde el Ayuntamiento se intentara solicitar a la empresa un adelanto del fin de obra un mes, para así no perder las posibles ventas del mes de Junio con el que comienza el buen tiempo y la temporada estival, pero en esta ocasión, tanto el Alcalde Mario Jiménez como el concejal de obras Diego José Jiménez no dan esperanza alguna de que esto pueda cumplirse tal y como si dejaban la posibilidad abierta en la primera reunión.

El tercer punto tratado el 18 de abril fue la posibilidad de que sus comercios pudiesen tener algún tipo de ayuda extra por parte del consistorio por los daños y perjuicios que esta obra les está ocasionando pero de momento, tampoco se dio a conocer ningún avance en este sentido.

Una de las quejas más comentadas ha sido la cantidad de arquetas que se estaban replanteando por todo el paseo marítimo.

Diego Jimenez volvía a pedir paciencia y pedía a los presentes comprensión, animando a los comerciantes a no dar mala imagen con la corriente de comentarios que se estaban generando con las obras y que en definitiva perjudica a la imagen de Manilva y su turismo.

Los presentes eran emplazados a una nueva reunión para dentro de unas dos semanas en la que ya se podrá calcular con más acierto los plazos y tiempos dependiendo de como avance en unos 10 dias los trabajos de enlosado.

Artículo anteriorEl Ayuntamiento renuncia a una subvención de 161.824,90 euros
Artículo siguienteEl Ayuntamiento no renuncia a ninguna subvención

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí