Las delegaciones de Infraestructura y Obras y Urbanizaciones, cuyos concejales responsables son Diego José Jiménez y Laura López, han coordinado el trabajo para restaurar un importante servicio, que aunque no es competencia municipal, es muy necesario para la seguridad de la población.

Se trata de la iluminación de las rotondas de la Paloma y Aldea Beach. Estos dos puntos, claves en el paso por la N-340, como otros tantos, habían dejado de estar iluminados por Carreteras. En estos momentos, y a expensa de que en los próximos días se sustituyan cabezales en mal estado por parte del citado órgano, el Ayuntamiento se ha hecho cargo de su iluminación.

Cabe recordar que ya se hizo con la rotonda junto a la zona de la Noria, por lo que con estas dos se completa un trayecto, que en ocasiones resultaba peligroso y por el que transitaban muchos vecinos y vecinas.

 

Fuente:Ayuntamiento de Manilva
Artículo anteriorSe pone la primera piedra de la ampliación del colegio de Sabinillas
Artículo siguienteMejoran los datos y ya sin el cierre perimetral del municipio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí