Un bebé de nueve meses ha sido evacuado esta tarde en helicóptero en Manilva después de sufrir varias quemaduras graves en su domicilio. Los hechos se han producido en una urbanización del municipio. La Policía Local ha recibido a media tarde una llamada advirtiendo de que un niño sufría quemaduras.

De inmediato se ha activabo el protocolo del 061 y un helicóptero sanitario aterrizaba en el aparcamiento del recinto ferial para trasladar al pequeño.

Los primeros indicios apuntan a que el bebé estaba con su madre en la cocina donde posiblemente podría haberse derramado aceite caliente. La madre también habría sufrido quemaduras en los brazos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí