El sindicato de Comisiones Obreras del Ayuntamiento de Manilva rompe su silencio tras la dimisión en diciembre del que fuera Concejal de Recursos Humanos al inicio de esta legislatura Manuel Gil, que agotada su capacidad de negociación con los representantes sindicales y decidía dar paso a su compañero Diego José Jiménez.

Desde entonces, según el propio sindicato en un comunicado, nadie ha sido capaz de convocar a estos representantes de los trabajadores para darle continuidad al acuerdo de negociación pero según denuncian desde CCOO, “si han sido atrevidos como para pagar gratificaciones a quien han querido, mejoras salariales y de puestos de trabajo a gisto del concejal y sin ningún tipo de criterio objetivo de capacidades y méritos, un sin fin de despropósitos que hace que este sindicato no comulgue con esta forma de gestión.

Al mismo tiempo se muestran muy críticos con las labores internas del Comité de Empresa, presidido por UGT con el apoyo de CSIF a los que acusa de no celebrar reuniones desde hace meses tal y como establece el propio convenio por ley.

Desde la sección sindical anuncian que no van a ser permisiva con todo lo que está ocurriendo y va a poner todo lo que está en sus manos para revertir la situación que dicen estar viviendo. Por ello, Jose David Chavero en calidad de Delegado sindical, solicitó el pasado 8 de Enero por el registro de entrada del Ayuntamiento la solicitud de información de incorporaciones y gratificaciones realizadas hasta la fecha desde el 1 de Enero del 2020. A fecha de la publicación de esta nota de prensa, aún siguen a la espera de respuesta.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí