Las reuniones entre el Ayuntamiento de Manilva y la delegada provincial Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Mercedes García Paine, han dado resultados.

El CEIP Maicandil, cuyos padres presentaron numerosas quejas por el mal servicio del catering Perea Rojas, recuperará el curso próximo su cocina para el comedor escolar. El CEIP Pablo Picasso, que también presentaba la misma problemática, tendrá que esperar por el momento.

Sin embargo, en este centro la Junta va a acometer un aula específica a lo que destinará 30.000 euros. El alcalde, Mario Jiménez, ha avanzado que esta obra se iniciará en las próximas semanas y ha recordado que el Ayuntamiento asumió recientemente la ampliación del centro con una partida de 301.815 euros. Se crearon cinco nuevas aulas con las que se pudieron recuperar espacios comunes, como la biblioteca, que por falta de espacio tuvieron que ser utilizados como clases.

El Consistorio sufragó estas obras a cambio de que la Junta retirara dos aulas prefabricadas del CEIP San Luis de Sabinillas. Y así lo hizo. Además construyó dos aulas.

En este acuerdo de colaboración se ha dado un paso más. El Ayuntamiento va a crear otras dos aulas más en el porche de este centro, para lo que cuenta con una partida presupuestaria de unos 100.000 euros. La Junta, por su parte, se ha comprometido con el Consistorio a equipar dichas aulas. El regidor confía en que esta actuación pueda ejecutarse durante el próximo verano.

Pese a la buena sintonía entre las dos administraciones, no se ha llegado a ningún acuerdo respecto al IES Las Viñas que precisa de una ampliación y que presenta dos aulas prefabricadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí