Marcos Ruiz y Laura López, no quieren dejar pasar más tiempo y atajar de inmediato la problemática del idioma de las siete familias de refugiados ucranianos que han llegado a Manilva.

En el día de ayer se anunciaba que se iba a facilitar las clases para que estas personas pudieran tener una base de castellano y poder desenvolverse mejor, por lo que la barrera del idioma se podrá solventar.

El delegado de Formación, Marcos Ruiz, comentó que desde el Ayuntamiento se va a poner en marcha este Taller de iniciación de español para ucranianos que se realizará a través de una empresa local, Preform Consulting, la cual contratará a profesores. Dicha empresa no tendrá beneficio empresarial y se limitará a los costes del curso.

Por su parte, la profesora nativa, Olga Sergyeyeva, informó que se trata de un curso para los refugiados que este año pueden residir en España, hasta que se establezca su situación en el país.

Sergyeyeva dijo que los niños aprenderán en los colegios, pero los adultos podrán utilizar este curso de varios meses de duración para dar los primeros pasos en el idioma, lo que les permitirá poder comunicarse e integrarse en la vida de nuestro país. También les puede servir para incorporarse al mercado laboral, con el fin de mantener a sus familias.

Imprenta en Manilva
Fuente:Ayuntamiento de Manilva
Artículo anteriorLa remodelación de la iglesia de Sabinillas en su recta final
Artículo siguienteBaja de nuevo el desempleo en Manilva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí