Domingo 17:30 y todo recogido en el recinto del mercadillo tal y como se comprometiron con la asociación de comerciantes ambulantes de la zona a primeros de año.

Solo queda felicitar y agradecer a la delegación de limpieza su esfuerzo por reorganizar la limpieza de esta zona. Esperemos que no sea cuestión de un par de semanas como en otras ocasiones y se mantenga con el paso del tiempo.

La pasividad con la que desde el Ayuntamiento se estaba tratando este problema empezaba a ser un tema preocupante. Muchas semanas son ya las que veníamos denunciando el estado en el que se quedaba a su finalización, el recinto donde se celebra el tradicional Mercadillo de los domingos, una actividad interesante para muchos, necesaria para otros y que atrae a cientos de visitantes a nuestro municipio todos los domingos desde hace más de 20 años.

Hay que recordar que ya a primeros de años se suspendió su actividad por la misma situación, pero que tras una reunión con el Presidente de la Asociación de Ambulantes de la zona, se alcanzó un acuerdo en el que por parte de los ambulantes se comprometerían a dejar sus zonas lo mejor posible y por parte del Consistorio el compromiso era el de coordinar las áreas de limpieza, comercio y Policía Local  para que hubiese un control de las parcelas de forma individual, notificaciones a los comerciantes y una limpieza una vez finalizada la actividad.

El Ayuntamiento de Manilva se comprometió a limpiar una vez finalizada la actividad pero hasta hoy ese compromiso no se estaba cumpliendo.

A primeros de marzo se reanudaba la actividad y esta redacción pudo comprobar como la Policía Local intensificaba su vigilancia para que los comerciantes dejaran sus puestos limpios y recogidos, e incluso operarios municipales pasaban a recoger las papeleras y basura comenzando a funcionar todo con normalidad pero ese servicio dejó de prestarse y desde hace semanas la situación era insostenible; de nuevo cientos de enseres se quedaban abandonados por todo el recinto, bolsas de plástico y otros materiales ligeros que con el aire van a parar al cauce del rio sin que nadie pusiera remedio.

Hoy todo ha vuelto a la normalidad y camiones de limpieza han pasado por el recinto tras su finalización recogiendo todos los contenedores y enseres que se suelen quedar por la zona.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí