La Diputación de Málaga destina 1.317.527,22 euros a la primera fase de una senda peatonal en la carretera A-377, entre Manilva y San Luis de Sabinillas, que tendrá una longitud de un kilómetro.

Este sendero transcurrirá paralelo a la carretera y tiene como objetivo potenciar los itinerarios peatonales desde el núcleo de la población y las urbanizaciones hacia uno de los espacios naturales más significativos del municipio, como son sus playas.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha explicado que la institución provincial, a través de la Delegación de Medio Ambiente, Turismo Interior, Cambio Climático y Deportes, ha dado luz verde a una subvención por 1,3 millones de euros al Ayuntamiento de Manilva para que licite y acometa la actuación, que permitirá el paseo tanto peatonal como en bicicleta.

Salado ha destacado el apoyo de la institución provincial a proyectos que plantean los municipios en materia de accesibilidad peatonal y sostenibilidad, en este caso creando un eje peatonal seguro, sin interrupciones y abarcando toda la margen de la carretera A-377 (Manilva-Gaucín), como una apuesta para relacionar ocio, naturaleza y casco urbano en Manilva.

Trazado

El trazado total de la carretera que une Manilva con San Luis de Sabinillas es de casi dos kilómetros y el consistorio manilveño ha redactado el proyecto, que en una primera fase discurrirá por la margen este de la A-377 y tendrá 1.060 metros, ha indicado la Diputación en un comunicado.

El objetivo principal de esta actuación es mejorar la accesibilidad peatonal desde el núcleo urbano de Manilva hasta la barriada costera de San Luis de Sabinillas, eliminando la barrera arquitectónica que supone la carretera, carente de tramos adaptados a la circulación del viandante.

Además, se dotará de alumbrado público y se tomarán las medidas necesarias para respetar y proteger la vegetación y la fauna local en la zona.

Mejora sobre el recorrido actual

Actualmente, la margen este de la carretera, en sus inicios desde San Luis de Sabinillas, cuenta con algunas actuaciones de paseo peatonal irregulares e inconexas, que además han ido sufriendo un acusado deterioro, encontrándose el resto de la margen de la carretera sin ningún tipo de actuación viaria ejecutada que permitiese el paso de viandantes de forma segura.

Según el proyecto del consistorio de Manilva, el ancho de la senda previsto es de tres metros dentro del cual se incluye el espacio destinado tanto a la barrera de seguridad de hormigón frente a los vehículos que circulan en la carretera, como para la barandilla de seguridad para el peatón en el caso de las estructuras. De ese modo, el ancho efectivo de la senda será de dos metros y medio.

Para la realización del sendero se aprovechará el arcén existente creando una plataforma con una solera de hormigón impreso, y en algún tramo hay que realizar un muro de escollera para el sostenimiento de la plataforma. Además, en todo su trazado se instalarán balizas luminosas adosadas a las barreras de seguridad en la cara correspondiente a la senda.

 

Imprenta en Manilva
Artículo anteriorVuelve el rastro de los domingos
Artículo siguienteEl Ayuntamiento de Manilva compra el autobús del F.C. Barcelona

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí