Un hombre de 55 años ha sido detenido por la Policía Nacional como presunto autor de una brutal agresión a un compañero de trabajo y amigo de su expareja en Estepona. La víctima sufrió numerosas fracturas en el rostro por las que ha sido operado para implantarle varias placas y tornillos en la zona facial. Según ha podido saber La Opinión de Málaga, el arrestado es Ismael A.S., número dos en las listas de Vox por Manilva en las últimas elecciones municipales que actualmente trabaja en una conocida empresa de seguridad como instalador de alarmas. La investigación llevada a cabo por la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) le atribuye un presunto delito de lesiones y otro de maltrato en el ámbito familiar, según fuentes policiales. Otras fuentes han añadido que el agresor confeso admitió el ataque en sede judicial, si bien quedó en libertad provisional con la obligación de presentarse en el juzgado cuando sea requerido.

Desde la dirección provincial del partido condenaron ayer «estos execrables hechos y todo tipo de violencia» y aseguraron que Ismael no ha tenido cargo orgánico: «Está profundamente arrepentido. Ha solicitado la baja como afiliado del partido y nos ha comunicado que renuncia a cualquier futura candidatura de la organización».

Los hechos ocurrieron sobre las 11.30 horas del pasado 16 de diciembre en la zona de La Resina. La víctima, un abogado que según su entorno únicamente mantiene una relación laboral y de amistad con la expareja del agresor, salió de su oficina para recoger unos papeles que tenía en el coche. Al salir a la calle vio que un hombre, al que identificó claramente como el marido de su amiga, se abalanzó sobre él esgrimiendo un puño americano. Intentó refugiarse en el vehículo, pero no le dio tiempo a entrar y la maniobra permitió al agresor iniciar su ataque por la espalda.

Un joven de origen búlgaro que pasaba por la zona se acercó al ver que un hombre yacía en el suelo con la cara ensangrentada y que otro se encontraba de rodillas a su lado. Al verlo venir, este último se marchó sin mediar palabra y se subió a un Seat Córdoba. El testigo fotografió el vehículo con el móvil después de que la víctima admitiera que el tipo que se marchaba era su agresor. Tras llamar a los servicios de emergencia, la Policía Nacional se presentó en el lugar y comenzó las gestiones para detener al sospechoso, que finalmente se entregó en la comisaría de Estepona, donde los agentes le detuvieron por un presunto delito de lesiones y otro de maltrato en el ámbito familar. Las fuentes añaden que el arrestado reconoció el ataque, la indefensión de la víctima y que «perdió la cabeza» al ver el coche de su expareja aparcado junto al de la víctima, al que al considera como responsable del fin de su matrimonio. De la misma forma, aseguró que se encuentra en tratamiento por una depresión.

El herido, por su parte, fue trasladado al Hospital Costa del Sol de Marbella y finalmente derivado al área de Cirugía Maxilofacial del Hospital Civil de la capital, donde pasó en la UCI tres de los diez días que estuvo ingresado y que se enfrenta a una larga recuperación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí