Los andaluces podrán viajar «libremente» al resto de las provincias andaluzas a partir del lunes 8 de junio. Lo ha anunciado este sábado el presidente de la Junta, Juanma Moreno, tras obtener el aval del comité de expertos, y así se lo ha comunicado al Gobierno que preside Pedro Sánchez.

«En el ejercicio de nuestras competencias y con el aval del comité de expertos», en Andalucía se podrá «viajar libremente por todo el territorio» a partir de las 0.00 horas del lunes 8 de junio, coincidiendo con el pase a la fase 3 de forma conjunta de toda la comunidad. En una declaración institucional en el Palacio de San Telmo de Sevilla después de presidir la reunión con el grupo asesor de expertos del Gobierno andaluz, Moreno ha especificado también que Andalucía permanecerá «al menos» durante 14 días en la fase 3, antes de acceder a la «nueva normalidad».

El presidente autonómico ha informado a los andaluces de la propuesta que ha trasladado al Ministerio de Sanidad un día después de que el Gobierno central haya autorizado el paso en bloque de la comunidad andaluza a esta fase a partir del próximo lunes, incluidas las provincias de Granada y Málaga.

Los andaluces podrán ir a la playa desde el próximo lunes, aunque el presidente ha apelado con insistencia a la «sensatez» y la «responsabilidad» de todos para no desandar el camino en el plan de desconfinamiento.

«Os pido prudencia» en los desplazamientos a partir de la entrada en la fase 3, para «no pagar las consecuencias dando pasos atrás», ha advertido. Les ha pedido «no despreciar lo conseguido, no tirar el trabajo por la borda, ser disciplinados y hacer caso a las normas de las autoridades, para seguir derribando tópicos a la vez que se contiene el coronavirus».

El presidente de la Junta ha advertido de que su Gobierno seguirá trabajando para garantizar la salud pública y actuará «de forma clara y contundente si se genera un riesgo excesivo en algún momento». «Si en el futuro es necesario limitar la movilidad lo haremos», ha avisado.

En su declaración institucional en el Palacio de San Telmo, Moreno ha destacado que «llega un momento clave» en el estado de alarma, y el «peligro» de nuevos contagios por el coronavirus no ha pasado. «Si no actuamos con responsabilidad, el peligro puede ser mayor», ha apuntado.

El presidente ha explicado que la Junta, «asesorada por su comité de expertos», solicitó este viernes al Gobierno de España que la unidad territorial aplicable a efectos de desescalada en Andalucía fuera la comunidad autónoma en su conjunto, y no las ocho provincias por separado, y así lo ha aceptado el Ministerio de Sanidad y se ha publicado este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Moreno se ha congratulado de que Málaga y Granada, que hasta ahora se incorporaban a las distintas fases con una semana de retraso, pasen también a la fase 3 el próximo lunes. «Era lo justo y por eso lo hemos reclamado desde el primer momento», ha asegurado. «El Gobierno de Andalucía ha defendido siempre que Málaga y Granada debían avanzar al mismo ritmo» que el resto de las seis provincias, ha proclamado a término de la reunión con los expertos.

El presidente ha alabado la responsabilidad de los andaluces durante el confinamiento por la pandemia. «La presencia del virus es hoy muy inferior a la media de las comunidades autónomas», hasta el punto de que es la comunidad con menor incidencia en España por el coronavirus en los últimos 14 días, ha destacado.

Preparados ante un rebrote

«Estamos preparados ante la posibilidad de un rebrote que nunca podemos descartar», ha indicado Moreno, y así lo han ratificado los expertos. Todo ello permite «dar pasos adelante» en la desescalada. «Este lunes entraremos en un momento esperanzador y esta fase 3 será la más difícil de gestionar», ha añadido.

Moreno ha pedido no bajar la guardia y ser «extremadamente cautelosos» porque «el Covid-19 puede ser tan dañino y letal como el 14 de marzo». El virus no ha perdido fuerza, ha insistido.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, asume este lunes el mando único que hasta ahora ejercía el Ministerio de Sanidad tras autorizar el pase a la fase 3 de toda la comunidad autónoma, incluidas las provincias de Granada y Málaga.

Demanda «instrucciones claras» al Gobierno

En su intervención, retransmitida a través de la web de la Junta y de Canal Sur, el presidente de la Junta de Andalucía también ha emplazado al Gobierno de España a proporcionar «instrucciones claras» para saber cuál es el «margen de actuación» de la administración autonómica a partir de este próximo lunes.

El pase a la Fase 3 de toda Andalucía era lo que, esgrimiendo los datos de la incidencia de la pandemia, había solicitado formalmente el Gobierno de la Junta. En la nueva etapa el presidente regional es «la autoridad competente delegada, con carácter exclusivo, para la adopción, supresión, modulación y ejecución de las medidas correspondientes» a dicha etapa, «en ejercicio de sus competencias, salvo para las medidas vinculadas a la libertad de circulación que excedan el ámbito de la unidad territorial determinada para cada comunidad autónoma a los efectos del proceso de desescalada».

En la sexta prórroga del estado de alarma que el Consejo de Ministros acordó el pasado martes también se abre la puerta a que «sean las propias comunidades autónomas las que puedan decidir, con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos, la superación de la fase 3 en las diferentes provincias, islas o unidades territoriales de su comunidad». Las comunidades autónomas serán «las que culminen este proceso de desescalada», según confirmó la ministra portavoz, María Jesús Montero.

Comité de expertos

El comité asesor de la Junta de Andalucía está compuesto por 17 miembros, con «experiencia y larga tradición en el mundo de la salud, especializados cada uno en un campo y que con su experiencia y conocimientos nos aportan luz para tomar decisiones lo más seguras y más acertadas posibles», según indicó el jefe del Ejecutivo andaluz.

Forman parte del comité altos cargos de la Consejería de Salud y Familias como Miguel Ángel Guzmán, director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS); José María Torres, director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de Andalucía; Diego Vargas, director general de Asistencia Sanitaria; Pilar Bartolomé, directora general de Profesionales del SAS; José Luis Pastrana, director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES); y Inmaculada Vázquez, subdirectora de Gestión Sanitaria del SAS, además de Inmaculada Salcedo, portavoz del grupo de seguimiento del coronavirus de Andalucía y jefa de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Reina Sofía de Córdoba.

El resto de miembros son José Rumbao, director médico del Hospital Reina Sofía de Córdoba; Antonio Arenas, catedrático de Enfermedades Infecciosas de Sanidad Animal de la Universidad de Córdoba; Eduardo Briones, epidemiólogo y director de la Unidad de Salud Pública en el Distrito Sevilla del SAS; José Miguel Cisneros, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen del Rocío; Julián de la Torre, presidente de la Sociedad Andaluza de Enfermedades Infecciosas; Luis Martínez, presidente de la Sociedad Andaluza de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica; Nicolás Laruso, asesor técnico de la Dirección General de Salud Pública y referente del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía; Alfonso Haya, director médico del Hospital Quironsalud Sagrado Corazón; José María Navarro, director del Laboratorio de Referencia de Virus en Brotes y Alertas de Salud Pública de Andalucía; y María José Pérez Lozano, directora de la Unidad de Gestión Clínica del área Sur de Sevilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí