Mientras el Ayuntamiento de Manilva no cesa en su labor de tener el litoral manilveño en las mejores condiciones, algunas personas se dedican a sustraer el material y a dificultar el que todo el dispositivo sanitario esté en perfectas condiciones.

Los dispensadores de alcohol para las manos han desaparecido, lo que implica tener que reponerlos y que en ese proceso haya personas que no lo puedan utilizar.

Según comentó la concejala de Playas, Eva Galindo: «estamos haciendo un esfuerzo importante como para que una minoría se dedique a estas malas artes y no piensen en los demás. Cuidemos del material».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí