La Policía Nacional y la Agencia Tributaria han detenido en Algeciras a cuatro personas, acusados de pertenecer a una red de narcotráfico que operaba en las provincias de Cádiz y Málaga. La trama había secuestrado a una persona en Manilva a para cobrar una deuda.

A los detenidos se les considera los presuntos autores de los delitos de detención ilegal, extorsión, robo con violencia, pertenencia a organización criminal, contra la salud pública, falsedad documental y falsificación de moneda.

Los arrestados son los cabecillas de una organización criminal que operaba en las provincias de Cádiz y Málaga, dedicada a la introducción de grandes cantidades de hachís procedente de Marruecos mediante el uso de embarcaciones recreativas.

La denominada operación Pantalán, cuya investigación ha sido desarrollada durante varios meses por la Comisaría Provincial de Cádiz, se ha desarrollado en estrecha colaboración con Vigilancia Aduanera.

La organización criminal estaba encabezada por dos hermanos de origen marroquí, con amplios contactos con redes criminales asentadas en Marruecos, Cádiz y Málaga.

Esta organización se valía de los servicios ofrecidos por diferentes grupos criminales de la zona de Chiclana, Barbate y La Línea de la Concepción, que realizaban labores de logística para el desarrollo de los alijos.

Durante el transcurso de la investigación se inició una escalada de violencia entre los grupos investigados como consecuencia de un ajuste de cuentas que obligó la Policía Nacional a intervenir e interrumpir la investigación para salvar la vida de uno de los implicados, de origen español, que fue secuestrado por parte de los cabecillas de la organización.

La víctima fue retenida durante una noche entera en contra de su voluntad, amenazado con una pistola en Manilva, según han precisado fuentes de la Policía Nacional. Sufrió tal violencia física y psíquica, junto a su familia, que formalizó una reserva de venta de su vivienda a nombre de sus captores para saldar una deuda.

Finalmente se procedió a la detención de tres ciudadanos de marroquíes y un español por estos hechos, además de intervenir, en los registros practicados, una embarcación, dos vehículos, varias armas blancas y billetes falsos. Las detenciones se produjeron en Algeciras, según la Policía.

Los cuatro detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Instrucción número 2 de El Puerto de Santa María, cuyo titular decretó la prisión provisional para tres de los detenidos.

Los riesgos de trabajar para el narco

La Policía Nacional advierte del peligro que supone la participación en delitos por tráfico de drogas, pues normalmente el apoyo de cualquier clase a organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, además de ser perseguido como delito, supone un riesgo para la vida e integridad física, no solo de los implicados, sino también de sus familias y allegados.

El Cuerpo Nacional de Policía apunta que como consecuencias habituales por las pérdidas de la droga o robos entre narcotraficantes se producen episodios de secuestros, amenazas graves, lesiones e incluso homicidios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí