Crédito para la Escuela de Taller

0
213
Después de una convocatoria urgente, hoy se ha celebrado una Junta de Patronos de la Fundación de Manilva para el Desarrollo (FUNMADES) con el objetivo único de aprobar una póliza de crédito con CaixaBank a nombre de la Fundación para adelantar de esta forma el pago de la deuda que la Junta de Andalucía mantiene desde hace más de cinco meses con la Escuela Taller Las Viñas de Manilva. Esta deuda corresponde al 25 % de la subvención aprobada en su día.

 
JuntaLa cantidad aprobada asciende a 171.000 euros y según confirmaba la alcaldesa de Manilva y presidenta de FUNMADES, Antonia Muñoz Vázquez: «hacemos un llamamiento a la Junta para que siga apoyando las Escuelas Taller ya que es una manera de fomentar el empleo y la formación de los jóvenes», apuntó.

La Junta de Patronos de FUNMADES ha estado integrada por la alcaldesa, Antonia Muñoz Vázquez, el concejal de Urbanismo, Diego Urieta, el primer teniente de alcalde, Emilio López, el edil de Desarrollo Local, Diego Díaz, el responsable de Funmades, José Carlos Castaños, los ediles en la oposición, Salvador Zotano y Juani Ortiz y el secretario del Ayuntamiento, Joaquín de Salas.

Los módulos de Turismo y Elaboración de vinos que se imparten a través de la Fundación de Manilva para el Desarrollo, cuentan con una subvención de la Junta de Andalucía, de la que ahora adeuda el 25 % del total, que son aproximadamente unos 171.500 €.
Por este motivo, la Fundación adeuda a todos sus trabajadores el 55% de la nómina de Julio, y el 100% de las nóminas de Agosto y Septiembre 2012.

La Escuela Taller Las Viñas se puso en marcha el 31 de diciembre de 2010 con dos módulos, uno de Turismo relacionado con la actividad de la uva y el vino y otro de Elaboración de vinos propiamente dicho. Desde entonces, los 12 alumnos de cada uno de ellos, más el personal docente formado por un monitor, un director y un administrativo por cada una de las especialidades, han puesto en marcha una serie de iniciativas encaminadas a diversificar la comercialización de la uva y a usar este recurso natural como fuente de actividad económica turística. De esta forma, se organizan rutas para turistas y para escolares para mostrar el mundo de la uva desde la viña hasta la bodega, se han realizado catas guiadas y se ha elaborado el vino MOMA, un vino blanco seco a partir de la uva moscatel de Alejandría cuya presentación meses atrás ha supuesto un auténtico éxito.
Artículo anteriorLa Seguridad Social se queda con «La casa del mar»
Artículo siguienteDisminución de asuntos pendientes en los juzgados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí