La pieza separada del denominado “Caso Manilva” continúa su procedimiento con la celebración en la mañana de hoy las diligencias previas tras 11 años desde que se presentó la denuncia del comité de empresa que inició todo el procedimiento e investigaciones.

De poco han servido los intentos de las defensas para provocar su suspensión y el próximo 27 de  septiembre continuará la causa con el juicio de interrogatorio a los acusados a lo que le seguirá el 11 de octubre con los testigos e informes.

4 alcaldes del municipio se han sentado esta mañana en el banquillo de los acusados en la sala número 1 del Juzgado de lo Penal número 6 y que se ha dilatado durante toda la mañana por los pronunciamientos de las defensas que han presentado diferentes alegaciones solicitando su suspensión.

La pieza que se encausaba hoy trataba sobre la investigación de la adjudicación de contratos a personas con vínculos familiares a la exalcaldesa, en concreto al marido por el pago de facturas por la ejecución de obras y servicios “en las que no se han cumplido los requisitos exigidos por la normativa aplicable al procedimiento de adjudicación”.

Esta acusación señala que tras las elecciones de mayo de 2007, la entonces alcaldesa por IU, “aprovechándose de este cargo y concertándose con el que era su marido, procedió a adjudicar verbalmente contratos menores a favor de la mercantil”, constituida por ambos en 2005, “para la prestación de determinados servicios, a sabiendas de incumplir con las exigencias legales”.

La calificación indica que esto se realizaba “sin la existencia de expedientes administrativo de contratación, sin una propuesta y sin aprobación del gasto”, ya que el entonces cónyuge “presentaba en el Ayuntamiento facturas de servicios ya prestados, incumpliéndose así con los requisitos que marca la legislación”, además de que existían reparos de Intervención por falta de dotación presupuestaria.

A pesar de que la alcaldesa tenía las competencias para autorizar estos gastos, delegó en la junta de gobierno, “de la que formaban parte el resto de los acusados en su condición de concejales, quienes siendo, perfectamente conocedores de la ilicitud en la contratación y teniendo conocimiento de la relación marital existente, procedieron a aprobar las facturas presentadas“.

Según el fiscal, muchas de las facturas aprobadas en junta de gobierno iban con la firma de Mario Jiménez, actual alcalde de Manilva. “De igual forma se concertaron los acusados para celebrar verbalmente otros contratos en los que igualmente se prescindió total y absolutamente de todo procedimiento administrativo en su adjudicación“, dice el escrito, en el que también se detallan otras facturas a nombre de la empresa de otro familiar.

Además de Muñoz y su marido, V.C.S., el actual alcalde, Mario Jiménez Rodríguez y la actual edil de Limpieza Francisca López; los ex regidores Diego Urieta Jiménez y Emilio López Berenguer; y los ex concejales de Limpieza y de Recursos Humanos Antonio de Haro Fernández y Diego Díaz Jiménez, respectivamente.

En la puerta de la Sala número 1 del Juzgado de lo Penal se han quedado esperando para declarar como testigos otros dos exalcaldes de la localidad como Diego José Jiménez y Salvador Zotano que por causas de tiempo no han podido ser interrogados aplazando sus comparecencias para el próximo 11 de octubre.

Artículo anteriorPresentación del cartel de la Virgen del Carmen de Sabinillas
Artículo siguienteAumenta la incidencia activa por COVID en Manilva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí