Tanto los agentes de la Policía Local de Manilva como los vigilantes están llevando a cabo durante el estado de alarma una labor extraordinaria y fundamental para que prevalezca el orden y la seguridad en el municipio.

Así lo han constatado a través de un balance, en una etapa complicada para la ciudadanía en la que son muchas las restricciones que desde el gobierno central se han dictaminado para frenar la pandemia.

Un confinamiento y unas medidas que nuestros vecinos y vecinas están cumpliendo con responsabilidad, exceptuando una minoría que se salta las normas generales y exponen a los demás con una falta de civismo que está siendo sancionada por la Policía Local.

83 personas han sido denunciadas y tramitada la sanción a la Subdelegación del Gobierno por distintos motivos, todos ellos relacionados con actitudes irrespetuosas con las normativa vigentes.

También, y así lo recoge el informe realizado por el cuerpo de seguridad local, también fueron localizadas once personas de la Línea, de entre 25 y 35 años, incluido un menor, que se personaron en tres vehículos en nuestra localidad sin medida alguna y que fueron denunciados y puestos a disposición de la Guardia Civil.

La celebración de una fiesta de pascua ortodoxa, saltándose todas las normativas y la realización de una barbacoa también fueron objeto de denuncia.

Un cuerpo, el de la benemérita, que junto a los agentes locales, están realizando patrullas conjuntas en una perfecta organización y coordinación para velar por los intereses y la seguridad de la población.

Además, tanto la Policía local como los vigilantes están realizando labores de control y orden en los supermercados y establecimientos donde se concentran más personas, en las dependencias municipales, en la recogida de alimentos etc.

En esta predisposición para ayudar incluso fuera de sus competencias, también han repartido mascarillas.

Cabe destacar que en esta etapa de crisis ningún componente que integra la Policía Local está disfrutando de vacaciones ni asuntos propios, entendiendo que ahora es el momento de estar todos juntos y ofrecer el mejor servicio a las familias.

En líneas generales, el informe expresa el agradecimiento a la población por la extraordinaria actitud ante esta crisis sanitaria con un mensaje de continuar con las medidas para poder volver a la normalidad lo antes posible.

El alcalde de Manilva y máximo responsable de la Seguridad Ciudadana, Mario Jiménez, ha querido mostrar su agradecimiento público a un cuerpo que siempre realiza una magnífica labor y que ahora, en este momento que nos ha tocado vivir, redobla esfuerzos para que las personas estén protegidas y prevalezca el orden.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí