Sobre las 12 de la noche aproximadamente se iniciaba un incendio en la misma playa de Sabinillas en lo que parece un intento frustrado para introducir una narcolancha de grandes dimensiones en el mar.

Todo apunta a que el operativo estaba más que organizado ya que sobre las 10 de la noche se iniciaba otro incendio en la zona de los baños de la Hedionda; un modus operandi que utilizan las bandas dedicadas al narcotráfico y que ya nos empiezan a tener acostumbrados para distraer a los cuerpos de seguridad mientras que se realiza la actividad delictiva.

En esta ocasión, el operativo se venía abajo cuando el Toyota Land Cruiser que remolcaba a la narcolancha para introducirla en el mar, por el canal balizado de La zona de Noria, se quedaba sin tracción poco antes de llegar al agua y donde en un intento desesperado, otro 4×4 intentaba por detrás empujar al conjunto (narcolancha y Land Cruiser) para conseguir el objetivo y que también se quedaba atrapado en la arena de la playa.

Al verse perdidos, toman la decisión de prender fuego al conjunto y salir corriendo del lugar.

Rápidamente acudían los bomberos, que venían de sofocar el incendio de La Hedionda, Protección Civil, Policía Local y Guardia Civil.

No es la primera vez que ocurre algo así, recordamos que el pasado 19 de diciembre aparecía otro 4×4 con un remolque de grandes dimensiones en la misma orilla del mismo lugar y que supuestamente se había utilizado también para introducir una narcolancha en el mar y no pudo volver.

 

Artículo anteriorManilva vuelve a subir de los 100 en la incidencia activa
Artículo siguienteNuevo golpe al narcotráfico que operaba desde el Puerto de la Duquesa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí