El alcalde de Manilva y máximo responsable de la Seguridad Ciudadana, Mario Jiménez, ha mantenido una reunión a primera hora de la mañana de hoy con el Jefe de la Policía Local, Juan Montero, para conocer de primera mano las incidencias y pormenores acontecidos en estos días en cuanto a la aceptación y el respeto de las normas impuestas por la covid-19.

Desde el 25 de octubre que se decretó el nuevo estado de alarma, la Policía Local de Manilva ha intensificado los servicios para que se respeten las normas impuestas, entre ellas, el toque de queda.

En las primeras jornadas después de la citada fecha, se han realizado controles de tráfico y personas para informar al detalle de las medidas necesarias para frenar la pandemia.

A partir de ahí, se han confeccionado 15 actas de denuncias por el incumplimiento de las mismas, advirtiendo a la población que se continuará con el control en todo el término municipal para velar por el interés general y sancionar a las personas que hagan caso omiso a las normas.

También se han detectado grupos de jóvenes que se reúnen en viviendas y apartahoteles para realizar fiestas ilegales, teniendo que actuar los agentes para disuadirlos y en algunos casos, contactar con sus padres al ser menores de edad y que se hicieran cargo de sus hijos.

El primer edil manilveño también ha querido conocer los expedientes de los últimos robos acontecidos en nuestro municipio. Montero ha informado que se han detenido a varios de los presuntos autores de algunos robos perpetrados y en estos momentos se está en proceso de esclarecimiento del resto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí