Vecinos y asociaciones se unen

Escrito por Redacción el .

 LA PLATAFORMA PARA LA PROTECCIÓN DE LA SIERRA DE LA UTRERA (P.P.S.U.) ha presentado, a través de varios de sus miembros, tanto asociaciones como particulares en su propio nombre, alegaciones al “Plan Especial para el Aprovechamiento, Restauración y Mejora Técnica y Ambiental de la Cantera “La Utrera” de Casares” ante el Ayuntamiento de Casares. Entre estas asociaciones, han presentado alegaciones Ecologistas en Acción, la asociación para la defensa del patrimonio Histórico Cilniana, el Club Ciclista Sierra Bermeja, el Club de Exploraciones Subterráneas Escarpe, el partido Convocatoria-Los Verdes, la Sociedad Española de Ornitología (SEO), el Club de Escalada de Manilva (GRUCAM) y la Asociación Pinsapo. Además, varios vecinos de la comarca han enviado sus alegaciones a título particular siguiendo las líneas marcadas por la Plataforma. El periodo de alegaciones acabó el sábado 10 de Enero.

 Con el proceso abierto con este Plan Especial, lo que pretende la Compañía General de Canteras es instalar una nueva estructura de planta de machaqueo y consolidar su situación de dudosa legalidad de la cantera. La Compañía General de Canteras (Italcementi Group) se ampara en una Licencia de Actividad que le concedió el Ayuntamiento de Casares en el año 1.998 cuando la Corporación Municipal la dirigía el GIL, no habiéndose sometido a la Evaluación de Impacto Ambiental como era preceptivo y no habiendo obtenido nunca la Licencia de Obras.

 Este Proyecto ya fue presentado bajo el titulo “PLANTA DE MACHAQUEO, TRATAMIENTO Y CLASIFICACIÓN DE ÁRIDOS EN EL PARAJE DE LA UTRERA” en el año 2007 y ahora la camuflan bajo un Plan Especial para el ámbito limitado de la Cantera, excluyendo las plantas de Hormigón y aglomerado asfáltico que se encuentran situadas en la misma zona y que producen el mismo impacto visual por el que justifican el desmonte de la planta de machaqueo actual y el traslado y construcción de la nueva planta.

 Desde la P.P.S.U. consideramos que este plan debe ser calificado como inviable por ubicarse en un espacio de gran valor ecológico, geológico, paleontológico, arqueológico y paisajístico como lo ha demostrado la protección recogida en el Plan de Ordenación Territorial de la Costa del Sol Occidental de la Provincia de Málaga (POT) como Zona de Protección Ambiental de Grado II, que prohíbe expresamente cualquier nueva construcción (excepto las que estuvieran autorizadas con anterioridad a la aprobación del P.O.T.) y cuyo fin es preservar los espacios de mayor valor ambiental, asegurar su integridad y adecuada conservación y fomentar el uso como espacio natural y recreativo de los espacios protegidos.

 Este Plan Especial que ofrece la empresa minera adolece de serios problemas, como el hecho de no haber solicitado la aprobación del plan en el municipio de Manilva, al que también afecta, territorial y ambientalmente. Vulnera la legislación de vías pecuarias, trasladándolas de lugar. No se tiene en cuenta la existencia en el lugar de aves nidificantes de la importancia del águila perdicera o el búho real y de la afección a especies de murciélagos tan sensibles como el murciélago de cueva. Las mediciones de polvo, ruido y vibraciones son del todo insuficientes y no contemplan la afección al núcleo urbano de Manilva y a su polígono industrial.

 Este Plan Especial incumple además la obligación impuesta por la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía de incorporar las determinaciones de una actividad arqueológica, que se debería haber realizado con carácter previo, que identifique y valore la afección del Plan sobre los bienes integrantes del Patrimonio Histórico a los que afecta, esto es: el yacimiento arqueológico “Cueva del Gran Duque” y el yacimiento paleontológico “Sierra de la Utrera”, así como reclamar previamente a la Delegación Provincial de Cultura de Málaga un informe técnico sobre la viabilidad de dicho proyecto, especialmente en la coyuntura actual, en la que se está concluyendo el expediente para proceder a la  Declaración de Bien de Interés Cultura de la Cueva de Gran Duque y su entorno.

 La importancia natural de la Sierra de la Utrera es extraordinaria, reuniendo en un espacio relativamente pequeño unos valores faunísticos, botánicos, geológicos, paleontológicos, arqueológicos y paisajísticos únicos en su localización y muy raros de ver a escala nacional para el aspecto geológico. Los impactos previstos en la actividad minera deben disuadir de la instalación de cualquier otra nueva instalación, aunque fuera en el espacio ya transformado por ella.

 La Sierra de La Utrera y su símbolo más conocido el Canuto de la Utrera están amenazados muy seriamente por la actividad minera. Mientras emitimos este mensaje, alrededor de un centenar de camiones de gran tonelaje diarios salen de La Utrera cargados de roca caliza para abastecer las obras de ampliación de los puertos de Gibraltar y Algeciras y mientras la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía les concede el pasado año 2008, la renovación de la concesión de las cuadriculas mineras por 30 años más, sin tener en cuenta la nueva situación de protección (incompatibilidad con el propio P.O.T., redactado por la propia Junta) ni consultar la opinión de los ciudadanos.

 Casares, 26 de Enero de 2009

Escribir un comentario

No se permite insultar a otras personas.. Puede ver las normas aquí.

Código de seguridad
Refescar

Los comentarios más valorados